La víctima era un trabajador de un supermercado de frutas, y el trágico incidente ocurrió justo frente al establecimiento comercial. Sorprendentemente, el supermercado estaba abierto al público en ese momento, con clientes y otros empleados presentes.

En la intersección de la carrera 77 con 47 sur, en el barrio Jackeline de Kennedy, sur de Bogotá , un hombre perdió la vida víctima de un ataque a tiros.

La víctima era un trabajador de un supermercado de frutas, y el trágico incidente ocurrió justo frente al establecimiento comercial. Sorprendentemente, el supermercado estaba abierto al público en ese momento, con clientes y otros empleados presentes.

En la intersección de la carrera 77 con 47 sur, en el barrio Jackeline de Kennedy, sur de Bogotá , un hombre perdió la vida víctima de un ataque a tiros.

La víctima era un trabajador de un supermercado de frutas, y el trágico incidente ocurrió justo frente al establecimiento comercial. Sorprendentemente, el supermercado estaba abierto al público en ese momento, con clientes y otros empleados presentes.

Según las primeras informaciones, el dueño de este negocio dedicado a la venta de frutas y verduras ha estado siendo objeto de extorsiones por parte de bandas criminales que operan en esta zona de la localidad de Kennedy. Al parecer, al negarse a pagar las sumas de dinero exigidas por los delincuentes, estos respondieron con violencia y atacaron a uno de los empleados.

La Policía Metropolitana de Bogotá y el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía acudieron al lugar del suceso. Fueron responsables de realizar el levantamiento del cuerpo de la víctima, que trágicamente perdió la vida a manos de los sicarios. Lo alarmante es que estos criminales actuaron sin consideración alguna, a pesar de que el lugar estaba lleno de clientes.

En estos momentos, las autoridades están llevando a cabo una minuciosa investigación. Se espera que las cámaras de seguridad en el sector brinden pistas cruciales sobre la fuga de los delincuentes después del ataque. Este incidente es particularmente preocupante, ya que en esta zona del sur de la ciudad operan peligrosas bandas transnacionales, como «Satanás» o el «Tren de Aragua».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *