El pasado 16 de octubre, en el municipio de Soacha, se vivió una dramática pelea que trajo como consecuencia que una mujer estrellara fuertemente su carro.

Una mañana alegre de lunes festivo, donde reinaba el ruido de las risas y cotorreos de los comerciantes y transeúntes que habitan el barrio Compartir, en Soacha, se transformó en pocos minutos en la peor mañana que pudieron presenciar varios vecinos de la zona.

Una pelea con gritos, y que incluyó un accidente de tránsito, fue lo que se presentó en esta zona del vecino municipio.

Todo empezó luego de voltear por la Calle 26 Sur con Carrera 14C, un vehículo verde de placas BIY 145, que era conducido por una mujer, se encontró de frente con una buseta del municipio, fue en ese momento que los dos conductores se reconocieron de inmediato.

Y como si se tratase de los peores enemigos, empezó una fuerte discusión entre el conductor de la buseta y el acompañante de la señora que se movilizaba en el carro particular. No transcurrieron más de 5 minutos de discusión, cuando el tono de la pelea fue tan fuerte que los dos hombres empezaron a pelar como si estuvieran en un rin de lucha libre.

La pelea fue tan violenta que no se sabe cómo pero el conductor de bus termino con su cabeza rota, sangrando de la manera más dramática.

En medio del escape, la mujer termino estrellando su vehículo de una manera cinematográfica en la Calle 27 sur con Carrera 15A, donde empezó el verdadero calvario para esta osada piloto. Apenas se estrellaron, los rumores decían que el acompañante de carro verde le había pegado al del bus que por cerrarlo, decían unos, otros afirmaban que había ocurrido porque se chocaron, lo que hizo que se desatara la violencia entre la gente que estaba mirando a los ocupantes del carro verde. Tan acalorados estaban los ánimos que hasta querían linchar al copiloto.

“La verdad apenas se estrelló la señora, la gente decía que ellos casi matan al señor del bus y que por eso le quería pegar al que iba de pato, pero menos mal llegó la Policía porque sino la tragedia hubiese sido peor”, cometo un vecino aun confundido al no saber por qué se había desatado este novelón.

La conductora del carro recibió una multa junto a su acompañante por riña y alteración del orden público, pero de su cuñado, el que quedó más herido, no se pudo saber nada, puesto que el hombre aprovechó la confusión para escapar rápidamente sin ser visto por las autoridades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *