El cese de actividades de los transpotadores finalizó y, asimismo, ambas partes instalaron mesas técnicas para analizar posibles ajustes a las tarifas en los buses urbanos y los que hacen parte del convenio a través del cual se presta el servicio en el corredor Bogotá – Soacha.

Hasta el próximo viernes 3 de febrero se adelantarán los diálogos y se establecerá la tarifa definitiva.

«Hasta el 3 de febrero los buses del corredor Soacha-Bogotá podrán cobrar $2500. Para los vehículos del perímetro urbano la tarifa sigue siendo de $1300, pero en la mesa de trabajo aspiramos revisar un nuevo ajuste», destacó el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga.

Por su parte, los representantes de los transportadores se comprometieron a mejorar la prestación del servicio y destacaron el diálogo que promovió la Alcaldía de Soacha.

«Ya no habrá cese de actividades ni transporte intermitente. Esperamos seguir prestando un mejor servicio a la comunidad», señaló Cristina Bustos, representante de la Asociación de Propietarios de Transporte Público de Soacha (Aprotranspublis).

De igual manera, durante las mesas de trabajo se hará un llamado al Gobierno Nacional para realizar la renovación de buses que cumplieron su vida útil en la ciudad.

«Los transportadores del servicio público vamos a trabajar con el señor alcalde y el Ministerio de Transporte para renovar el parque automotor», concretó Cristian Mora, gerente de Cootransmundial.

El alcalde de Soacha determinó, que a más tardar en seis meses debe haber solución con relación al parque automotor del transporte público que no cumpla con las especificaciones necesarias para prestar un adecuado servicio en la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *