La identidad de las víctimas aún no ha sido establecida. Horas después del hallazgo de estos cuerpos, se reportó la quema de dos vehículos al lado de la vía que conecta a Caloto con El Palo.

Este hallazgo ocurrió en un sector conocido como finca San Luis, en la zona rural de Caloto, que pertenecería al territorio del resguardo indígena de López Adentro. Los miembros de la comunidad reportaron la masacre de cuatro personas que habrían sido ejecutadas entre los cañaduzales.

Si bien la identidad de las víctimas aún no se ha podido establecer, lo que las autoridades indígenas han aclarado es que estas personas no serían comuneros de la zona. Esta situación enciende las alarmas, pues las comunidades temen que esto sea una violación al cese al fuego acordado entre el Gobierno y las disidencias de las Farc.

«Los cuerpos de los cuatro hombres tenían heridas por arma de fuego y había dos cuerpos que tenían sus manos atadas. Hasta el momento, lo que se reporta es que las víctimas de esta masacre no son del territorio indígena», indicó Yesid Conda, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca.

Pocas horas después de este hallazgo, en el sector de La Trampa, también en el municipio de Caloto, fueron incinerados dos vehículos a un costado de la vía entre Caloto y El Palo, hechos que aún no han sido esclarecidos.

Por el momento, las autoridades no se han pronunciado de manera oficial sobre lo ocurrido. Se estaría estableciendo si la masacre y el vandalismo a los vehículos serían hechos aislados o estarían relacionados entre sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *